¿ME VES?

Encuéntrame,

sigue las pisadas que dejé como migas

restos de mi corazón.
Abrázame cuando notes a mi cuerpo entre temblores pidiendo un poco de calor.

Encuéntrame
que yo me dejo buscar.

Quedamos a la hora de los sueños,
en la esquina de los besos

donde se hacen realidad.

wp-1490121144030.jpg
Engolasters. Andorra

SOÑAR ES DE MAYORES

Y si te robo un beso,
cogido a tu mano

te sigo y,
vivo me siento
en un barco
naufragamos juntos en destino

y, te digo;
viajemos juntos al olvido,
algún paraíso aún desconocido.

Tumbarte y dormirme en tu ombligo,
sentir(te) todo lo que digo
e irnos para siempre
abrazados entre calimas de desiertas islas,
soñando lo vivido.

Emborracharnos de suspiros
y escupirnos las mariposas
que en exceso consentimos.

Y si te robo un beso,
y no abres los ojos jamás,
y te quedas en mi sueño,
este que te digo,
para no despertar y que nadie nos quite
lo vivido.

– Quédate conmigo.

 

wp-1489004395854.jpg
Tarragona.

ESTA MAÑANA

Esta mañana los pájaros estaban perezosos
pensaba camino al trabajo,
mirando a través de la luna del coche,
como aun temprano en sus ramas gozaban reposo.

Esta mañana había una fina niebla diluida a flor de tiempo.
El reloj del coche seguía atrasado diez minutos.
Aquellos diez minutos que se me iban cada día lavándome los dientes frente al espejo,
con sueño, pensando en mis sueños,
buscando el calcetín que nunca encontraba.
Pensando en tus bragas, tu aroma, las sábanas,

mis penas, tus risas, las ganas.

Esta mañana la vida seguía, decía el calendario.
Optimista pensaba,
mientras, la vida me calzaba.
Pisaba con torpeza fuerza,
haciendo un acto de fe para hacerme en el pecho una corteza gruesa.

Esta mañana pensaba que la vida me alcanzaba,
que la tierra, giraba demasiado deprisa.
Que la balanza descompensada
encontraría el equilibrio en su mirada.

Esta mañana los pájaros estaban perezosos,
inmóviles en sus finas ramas,
soportando todo el peso de sus vidas en sus propias alas.

Esta mañana saqué mis alas a volar,
para posarme en alguna bonita rama con vistas al mar,
y recordar lo bello que es la vida
cuando a mi lado
ella
está.

 

wp-1488911748718.jpg
Paseo de Calafell.