DÉJAME ENTRAR

A ritmo de salsa vi unas barcas, que, a la luz de las farolas parecían amanecer.
Al otro extremo vi tu rostro que iluminó con tus ojos mi ser.

Llamar a tu puerta haciendo sonar la campanilla.

La de tu boca.

Despertar con el timbre de tu voz,
susurrándome al oído;

una vez más.

wp-1481741286324.jpg

Anuncios

MI LUZ

Me iluminaste con tus dedos al nacer, acariciándome con el cuidado que sólo una madre sabe dar a tan frágil ser.

No eres consciente,

tanto poder acunado en tus manos, un trozo de ti,
mujer.
Un pedazo de tu ser, que te colmará de vida

en cada noche,
en cada atardecer,
en cada luz de un nuevo amanecer.

Ese saber hacer, ese renacer.

Esa entidad que estará vigilando cada paso,
cada torpe paso.

Que la vida, no es más que descubrir la resiliencia que hay dentro de nosotros mismos.

De mirar atrás y,

sonreír.

De la mano de la vida,
de la luz de la que algún día,
estuvo a nuestro lado cuando aprendimos a caminar.

15387534_10154634385998382_666915532_o
Pintura de Victor Mimbrero. Villagarcía de la Torre