EL ATARDECER DE TUS MIRADAS

Un incendio en tu mirada, que hablaba de las hazañas. Historias viejas de niñas malas. De poesías, de copas vacías. De versos en mi oída, susurros de miel que provocaban constantemente a mi piel.
¿Qué es poesía? se preguntaba mi melancolía. Quizá lo era esa sonrisa, dueña de todas las brisas, que sin viento me acarician. Quizá eran tus urgentes noticias, o igual la forma en que criticabas mi camisa.
¿Qué era esa poesía? Quizá la puesta de sol reflejada en tus ojos, esos mismos que se comían el mundo a trozos. Bocados de lugares, historias y viajes. Bocados varios, felices. Bocados de vida.
Probablemente todas esas situaciones y lugares que sumaban nuestra historia.
Quizá era el hecho de las pretensiones bucólicas que alimentaban las palabras que salían de tu boca.
Quizá era el hecho, sencillamente, de imaginarte sin ropa.

 

wp-1450390998211.jpg

 

Anuncios

2 comentarios en “EL ATARDECER DE TUS MIRADAS

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s