LA ISLA ENCONTRADA

Soñé perderme en una isla contigo. De esas de abundantes bosques verdes, y playas de arena fina y blanca. Oh, dios… Que bien te sentaba esa arena blanca pegada en tu fina piel morena.

Nubes de estorninos que nos recordaban el significado de la libertad. Una isla rodeada por un inmenso mar. Un bello mar de dudas. Dudas que se disipaban con cada ola que te golpeaba por la espalda, y que te acercaban más a mí.

Y se encontró el mar con tu pelo, la luz del sol bañaba tu piel, y mis manos, cogían tu cintura, para llevarte contra mí con (como) el vaivén de las olas.

Desperté de aquel sueño, roto por los azotes del viento en nuestro balcón. Y con aún legañas en los ojos, me froté, para asegurarme que seguía soñando. Mi sueño.

Mi utopía hecha verdad.

Y te vi amanecer, igual que el sol de ayer. Lindo ángel rozando entre sábanas mi piel.

wp-1448922948388.jpg
Vistas desde Roque Nublo. Gran Canaria.
Anuncios

2 comentarios en “LA ISLA ENCONTRADA

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s