POEMA CALIENTE




Tu. 
Eres tú quien me da el calor, 
Solo tú me ofreces resguardo en tus garras traicioneras,
Puesto que una vez se cae en tus manos, el calor que desprendes, capaz de quemar el pan más grueso, no deja más opción que a la sumisión y al terrible gozo de tu resistencia ardiente.

(Palabras de una tostada enamorada a su tostadora)

P.D.: Metáfora de la vida


Adéu.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s